MUCHO CUIDADO A LA HORA DE INTERPRETAR LAS PREDICCIONES DEL ORÁCULO, SI NO LA PODEMOS LIAR MUY GORDA


predicciones del oráculo

Las predicciones del Oráculo podían ayudar mucho en la época clásica, pero había que saber entenderlo. Todo un imperio cayó seguramente por no leer entre líneas
L

En la época clásica, las predicciones del Oráculo eran respuestas dadas por los dioses mediante sus sacerdotes a una consulta hecha por reyes y líderes para la previsión de algún acontecimiento importante para sus respectivos pueblos.

Evidentemente los sacerdotes no entregaban un informe detallado de las predicciones del Oráculo en formato PDF o en una presentación de PowerPoint, lo hacían de forma enigmática y repleta de simbolismos, por lo que había que saber entenderlos y leer entre líneas.

predicciones del oraculo

Uno de los ejemplos más notorios de un mal entendimiento entre sacerdotes y quienes preguntaban fue el caso del rey Creso, último rey de Lidia (entre el 560 y el 546 a.C.). El reinado de este monarca estuvo marcado por las artes, los placeres, pero sobre todo por las guerras.

Creso sometió a un gran número de ciudades helenas mediante la guerra, y se convirtió en el rey de un imperio muy rico y próspero, a menudo guiado por las predicciones del Oráculo.

Pero había otro rey, Ciro II de Persia, que avanzaba de forma inquietante desde el Este hacia sus  fronteras, por lo que nuevamente envió a sus emisarios a Delfos, donde se encontraba uno de los Oráculos más importantes y populares, para preguntar sobre la viabilidad de una nueva guerra.

Ante la pregunta de si debía enviar sus tropas para hacer frente al rey persa, las predicciones del Oráculo fueron que si conducía su ejército hacia el Este y cruzaba el río Halis, destruiría totalmente un gran imperio. Animado por las predicciones del Oráculo, Creso creó una gran alianza con otros reyes y jefes de ciudades estado griegas como Babilonia y Esparta para destruir a Ciro y su gran imperio.

En el 547 a.C. Creso comandó su gran ejército hacia la ciudad persa de Pteria, cruzando el río Halis (Capadocia). Una vez tomada y saqueada la ciudad, Ciro II respondió en lo que se llamaría la batalla del Río Halis.

Las predicciones del Oráculo se cumplieron al pie de la letra: el ejército persa pasó por encima del de Creso. Esta derrota implicó a la larga ladesintegración del imperio lidio.

Una vez más las predicciones del Oráculo se hicieron realidad, lo que la lectura de la predicción fue muy desafortunada para quien creía que saldría victorioso.

Así que si os surge una duda, y tanto si recurrís a las predicciones del Oráculo como si consultáis el horóscopo o a las brujas de la tele, mucho cuidado con lo que os dicen, os puede salir el tiro por la culata como a Creso.